Caminant amb unes bones vistes a la Serra Major i el Priorat

Home/Activitats/Caminant amb unes bones vistes a la Serra Major i el Priorat

1 de desembre, dissabte, una sortida ben interessant, caminant amb unes bones vistes a la Serra Major i el Priorat.

El recorregut d’uns 13-14 km. ens portarà des de La Morera de Montsant a Mas Farena, seguint fins al Celler Joan Ametller, la Cruïlla GR174, l’Ermita Sant Joan de Codolar i Cornudella.

En general es un recorregut fàcil, amb algunes pujades una mica més fortes. Sempre caminarem per senders i camins en bon estat, i el desnivell total està al voltant dels 300-400 metres en repartits en varis trams.

Invertirem 5 hores en fer el trajecte total, fent una aturada al Celler Joan Ametller quan haguem caminat 1 ½.- 2 hores. Al Celler podem fer una  petita cata i un pica-pica i visitar la bodega. A continuació seguirem fins a Cornudella, on dinarem cap a les 15h.

Es podria escurçar el trajecte en 2 km. evitant l’Ermita, baixant des de la cruïlla del GR 174 directe a Cornudella. Aquesta possibilitat la decidiríem sobre la marxa en funció del temps de recorregut i l’hora.

 

El Montsant desde La Morera a Cornudella. La otra cara de una misma sierra que ya vimos en el anterior recorrido a Ulldemolins. El Montsant se presenta como una barrera que quisiera impedirnos ver mas allá, celosa, tal vez,  de que el horizonte hiciera alejar nuestra mirada de ella, algo imposible, porque su sinuosa formación es un deleite para la vista. Uberrimos y majestuosos bosques contrastan con las humildes y ahora desnudas parras que aquí y allá salpican las laderas de los valles. La ermita de San Juan de Codolar entre rocas tiene el encanto humilde de lo auténtico, asi como la asceta que en ella vive y cuyos ojos de indescriptible vivacidad hablan de paz y armonía. Y, una vez mas, aún a fuer de reiterativa, debo destacar la maravillosa compañía de los senderistas: siempre amables, siempre atentos a ofrecer ayuda, siempre dispuestos a la broma y al regocijo.

 

Buenas tardes senderistas, hoy como estaba planificado 31 senderistas partieron en autocar desde Tarragona hasta La Morera del Montsant, un recorrido sencillo y que en algunos tramos era más abrupto y estrecho de unos 14 kms. Llegamos al Celler Joan Ametller donde estaba prevista una cata de vinos y un amable pica-pica, que algunos aprovecharon para comer el bocadillo que habían llevado. Clos Corriol Seleció, un negro. Clos Corriol Blanco. Del 2015, junto con otros dos de anterior añada. Todos denominación Priorat, y cada uno de nosotros con su respectiva opinión de los mismos. Contra gustos no hay colores. Proseguido el recorrido hasta llegar a una bifurcación, para poder ir a la ermita de Santa Joan de Codolar, con un pequeño ascenso de poco más de 1 km., o bien continuar descendiendo hasta llegar a Cornudella. 4 damas protegidas por 1 valeroso caballero optaron por continuar hasta nuestra localidad de destino. El resto continuaron hasta llegar a la ermita, custodiada por una amable ermitaña que permitió el acceso. Construida por monjes cartujos a finales del siglo XV, y cuyo apéndice del nombre, Codolar,  viene de los grandes codols o rocas que la rodean. Después de visitarla hemos continuado por un descenso  en sendero, camino y/o asfaltado hasta Cornudella donde nos esperaban nuestra avanzadilla. Aposentados en el comedor de la Fonda El Recó, esperando la llegada de Jordi, esposa y Montse, que gracias a su troncomóvil han trasladado los caldos de aquellos que los han adquirido  en el celler,  y que se hacían los remolones… Servida la comida ha resultado del gusto de todos. A los postres un flan de avellana con una velita para felicitar a Maite por su reciente aniversario. Como siempre a reinado la armonía y el buen humor. Autocar de regreso y de nuevo a casa. Colorín colorado este cuento se ha acabado.

About the Author:

Leave A Comment